El Diario Digital de Utrera
Hoy es Viernes, 05 de Junio de 2020

La odisea de un aventurero de Utrera en Francia en plena pandemia del coronavirus

El vecino de Utrera que protagoniza esta aventura, José Luis Sánchez.

El vecino de 32 años Utrera, José Luis Sánchez Gavira, está viviendo una auténtica odisea en Francia donde le ha sorprendido de lleno la pandemia del coronavirus que lo ha dejado en una complicada situación. Su reto, con su casa a cuestas desde que partió a Francia para iniciar una aventura por el mundo le ha llevado a vivir su confinamiento en un pequeño pueblo cerca de Aviñón, donde ejerce de trabajador agrícola recolectando tomates y judías.

11 de abril. José Luis partió días antes de que se decretara el España el Estado de Alarma, en concreto el 11 de marzo desde su Utrera natal, con ‘su casa’ a cuesta, una furgoneta IVECO adaptada, hacía Francia, que debía ser el punto de partida de una aventura de hacer un viaje sin plan, ni rumbo, para conocer mundo y vivir experiencias, y se ha visto dentro de una aventura totalmente distinta a la que está adaptándose porque, según manifiesta, no quiere que ninguna circunstancia de la vida le aleje de su sueño

José Luis Sánchez es un utrerano que cursó primer año de Grado Geografía e Historia y trabaja para el Ministerio del Interior, aunque en estos momentos está en excedencia voluntaria para vivir su gran pasión de la aventura.

Desde finales de enero, José Luis tenía decidido dar un cambio a su vida tras casi 14 meses de trabajo con su padre convirtiendo una simple furgoneta de carga en un hogar de 6m2, siendo su gran sueño empezar a viajar y vivir por Europa y el mundo con su casa a cuestas. Porque viajar ha sido desde joven esa energía que le ilusiona, rejuvenece, le enseña y le hace sentir vivo, siempre en compañía de su mascota y de un buen libro, como lector empedernido que es.

El día 11 de marzo, tras ultimar detalles y despedidas y alguna que otra lagrima, partió dirección a Francia, a Bayona concretamente, junto a su IVECO en forma de casa y su inseparable mascota ‘Thor’. Así empezaba José Luis la aventura y, si bien ya desde final de año 2019 y primeros 2020 traía un aroma a COVID 19, esto no fue un impedimento en su sueño. “¡Quién se iba a imaginar lo que estaba por llegar!”, manifiesta.

El viernes 13 marzo este utrerano cruzó la frontera con total normalidad a Francia, por Irún. Pocos días más tarde le sorprendió el cierre de fronteras interiores decretado por España, aunque en Francia todo funcionaba con normalidad en ese momento.

Así comenzaba José Luis Sánchez su aventura en la que ha ido cabalgando entre la felicidad y la incertidumbre, ligada con el miedo y la frustración.

Desde el 13 de marzo, por prudencia, ante la situación de alarma sanitaria internacional por el coronavirus se mantuvo, confinado, en Bayona, ya que tenía cerca la frontera y siempre, en caso de urgencia, sobre todo familiar y de amigos, en un día prácticamente podría estar en Sevilla. Ahí ya sabía que este viaje no empezaba bien, porque “es un cierto chasco que de buenas a primeras esa movilidad, y más en este proyecto, se vaya al garete. Pero bueno seguía y sigo con la ilusión inalterable”.

Conforme han ido avanzando los días y las noticias se sucedían los hechos le van preocupando cada vez más por la situación que iba vislumbrando. De hecho, José Luis se planteó posponer esta aventura/sueño, ya que no quería estar al margen del problema y si podía ayudar pues hacerlo. Así que remitió varios emails con solicitudes para realizar voluntariado en España, SAMU Sevilla, asociación FAISEN, movimiento a través de Red social de Voluntarios COVID 19 y Red de Voluntarios de Utrera, para que, si estimaban necesario, estaba a disposición para lo que hiciese falta y en tal caso regresar a Utrera.

En la tercera semana de marzo, al no recibir contestación a su puesta a disposición para lo que fuera necesario y, tras hablar con familia y amigos, que todos estaban bien, decidió que, por evitar riesgos, sobre todo a sus padres, ya que tendría que volver a vivir con ellos, quedarse donde estaba y estar a expensas de noticias o algún reclamo.

Desde esa semana, en Bayona se agudizó todo más debido a las normas restrictivas en vigor en Francia y ha recibido visitas de la Policía francesa para requerirle que hacía allí, algunos, según afirma este utrerano, entendieron su situación e incluso le ayudaron y otros, en cambio, hasta le han conminado a irse a otro lugar. Así que la odisea ha sido desde esas fechas como una película de ciencia ficción al ser él el actor secundario por ser foráneo del país francés.

Todo eso le llevó a pensar que era el momento de “innovar o morir”, ya que todo, excepto la ilusión, se le ha ido al traste, desde el conocer gente, hasta el visitar nuevos lugares en esta aventura emprendida.

En esta situación, el utrerano José Luís Sánchez optó por la búsqueda de empleo, ya que vivir con la incertidumbre de que le pudieran un día echar no le era grato. Así, tras 10 días mandando emails solicitando empleo, aceptaron su perfil en un pueblo cerca de Aviñón, Chateaurenard, para el cultivo y recogida de tomates y judías.

Con ese empleo este utrerano ha conseguido al menos poder desplazarse casi 900 km. sin problemas hasta el pueblo. En Chateaurenard también le visitó la Policía Municipal, pero tener ese empleo le ha supuesto un salvoconducto de tranquilidad, así como de felicidad por salir de la monotonía y sentir, ya si, algo de la aventura que era su visión desde el inicio cuando se la planteó.

Su economía en Francia se sufraga por algo de ahorros, ya que se deshizo, antes de partir, de todo: coche, alquiler de piso, bienes, etc. Esto le está haciendo aprender a vivir con lo justo y buscarse la vida, tanto a nivel de voluntariado, como mediante el trabajo, que al fin al cabo es lo que desea cuando todo se normalice y se abran más posibilidades, ya que, más que viajar, lo que quiere es vivir esta experiencia.

Por el momento este aventurero vecino de Utrera tiene dos meses de trabajo en la agricultura francesa. Lo que este utrerano desea en este momento es que el agua vuelva a su cauce y se recobre cuanto antes la normalidad para tener, sobre todo, la libertad de moverse, y si no, pues a innovar de nuevo mientras le queden fuerzas e ilusión, que, de momento, las tiene.

Volver a España, a Utrera, no se lo plantea en estos momentos que tiene la impresión que la crisis sanitaria del coronavirus parece más controlada, según termine y vea cómo se desarrollan los acontecimientos, así actuará.

En Francia, la única salvedad con respecto a España, es que sí se deja hacer deporte al aire libre, con restricciones, y siempre llevando un documento que expide el Gobierno francés, que sirve como salvoconducto para hacer las gestiones, además de hacer deporte, comprar, sacar al perro a pasear, entre otras tareas.

El utrerano José Luis Sánchez, que sigue pues con su aventura, quiere aprovechar este reportaje de UTRERAWeb para mandar “un mensaje de ánimo a los héroes de la realidad de hoy que no son otros que las Fuerzas de Seguridad, militares, sanitarios, cuidadores, trabajadores sociales, transportistas, agricultores, ganaderos y gente de similar trabajo, personal supermercado, medios de comunicación y otros sectores, pero, sobre todo, a mi familia, amigos y gente de Utrera en general”.
 
Fuente: UTRERAWeb
Noticia anterior
24/03/2020

Los campaneros de Utrera proponen celebrar el fin de la crisis del coronavirus con un repique simultaneo en toda España


La Asociación de Campaneros de Utrera propone realizar un repique de campanas a nivel nacional y de acuerdo con todas las parroquias de España, que se quieran sumar a este evento, con motivo de pandemia por el coronavirus COVID-19 que tiene a todos los ciudadanos confinados en sus casas. Los campaneros de Utrera proponen celebrar el fin de la crisis del coronavirus con un repique simultaneo en toda España
NAUTALIS RESOURCES NAUTALIS RESOURCES NAUTALIS RESOURCES NAUTALIS RESOURCES NAUTALIS RESOURCES
Web móvil en
Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario y los servicios ofrecidos. Al continuar con la navegación consideramos que acepta su uso detallado en el Aviso Legal y en la Política de Protección de datos.
Entendido