El Diario Digital de Utrera
Hoy es Domingo, 03 de Marzo de 2024

El trío rumbero ‘Arte y Compás’ recibe la distinción ‘Son del Sur - Pepa de Utrera’

El grupo utrerano 'Artes y Compás' recibirá este próximo viernes 8 de septiembre esta distinción por parte de la Asociación Cultural Flamenca ‘Alegría 76-Pepa de Utrera’ coincidiendo con la celebración del 40º aniversario de su trayectoria artística.

09/09/2023.
La Asociación Cultural Flamenca ‘Alegría 76-Pepa de Utrera’ creó en 2012 el Galardón al Son del Sur ‘Pepa de Utrera’, que se ha instituido como un reconocimiento público a aquellos artistas o intérpretes, tanto solistas como grupos, que hayan destacado en la promoción, divulgación y dignificación de la música andaluza, en sus modalidades de rumbas, sevillanas, coplas o canciones flamencas, y de otras manifestaciones artísticas propias nuestra tierra.

La denominación del galardón, ‘Pepa de Utrera’, se debe a que esta singular cantaora utrerana (Josefa Loreto Peña, 1926-2009) es titular de la entidad promotora por estar íntima, artística y sentimentalmente, vinculada a la misma desde su fundación y haber sido durante más de tres décadas figura de su elenco. Además, ‘Pepa de Utrera’, aunque catalogada siempre dentro del flamenco más clásico y puro, también es reconocida por la historiografía flamenca como una de las pioneras de la rumba y la canción flamenca en nuestro país, y sus grabaciones de temas como ‘Gitanos de Utrera’, ‘La Viajera’o ‘Soy rebelde’ forman parte de las antologías de este género.

En esta séptima edición, el Galardón al Son del Sur, que anteriormente recibieron el grupo ‘Soles’, al cantante Manuel Orta, el dúo Makarines, el violinista flamenco Paco Montalvo y los cantantes Juanlu Montoya y David Barrull, será otorgado al trío utrerano ‘Arte y Compás’, lo que para la entidad promotora supone un importante logro para su distinción al tratarse de ‘un grupo musical andaluz de referencia en su género que ha conseguido dar a sus creaciones un sonido muy personal, elegante y de una exquisita calidad desde sus raíces flamencas’. Además, “se trata de artistas muy vinculados a la entidad concedente y a su titular, Pepa de Utrera, tanto en lo familiar como en lo artístico, que cumplen cuarenta años de su brillante carrera musical, lo que debe ser un motivo de celebración y reconocimiento por parte de las instituciones culturales y la sociedad utrerana”.

El acto de entrega de este VII Galardón al Son del Sur ‘Pepa de Utrera’ tendrá lugar la noche del viernes 8 de septiembre en el recinto ferial, en el marco de una fiesta flamenca en la que actuarán el cantaor jerezano Manuel de la Momi, el cantante trianero Chano Fernández y el dúo onubense ‘Los Mellis’. Arte y compás con mayúsculas en nuestra Feria de Consolación.



40 AÑOS DE ‘ARTE Y COMPÁS’
Montoyas y Loretos no es el nombre de una película de Rovira Beleta. Son las sagas a las que pertenecen Juan Carlos, Joaquín y Luis, tres hermanos de Utrera que ya forman parte de la historia de la música andaluza.

Montoya y Loreto, tanto monta, apellidos los suyos que huelen a canela y clavo, suenan a yunque de fragua y saben a potaje de frijones. Pero, fuera tópicos, por sus venas corre -fifty fifty- sangre gachí y gitana. Son cuchichís, entreveraos, esa variante étnica tan atrayente cada vez más importante numérica y culturalmente en Andalucía y que ya merece ser objeto de un tratado antropológico.

Les viene de casta. Bisnietos de Pinini, nietos de María Peña y El Feongo, hijos del cantaor y catedrático del cante Juan Montoya y de Inés Loreto, una bella nonagenaria que todavía tiene palomas en las manos cuando baila. Sobrinos de Enrique Montoya y Pepa de Utrera, primos de Tate, Enrique ‘Candela’, José María, David y Pitín. Tíos segundos de Juanlu Montoya y padres y tíos del grupo ‘Matipén’ y de Jose Carlos ‘D´Montoya’. “Bendita sea la rama que al tronco sale, Abuelos, padres y tíos: de los buenos manantiales se forman los buenos ríos”….; con estas inagotables dinastías de artistas estos dichos se cumplen religiosamente y, entre ellos, los Montoya Loreto son sinónimos de Arte y Compás.

El primero de los hermanos en hacer sus pinitos artísticos fue Juan Carlos, como guitarrista. Con tan sólo 14 años, de la mano de su padre Juan Montoya -cantaor que ya había triunfado a finales de los años 60 con su grupo ‘Los Canasteros’ interpretando nacientes rumbas y canciones aflamencadas- debuta en el Teatro San Fernando de Sevilla acompañando a la Paquera de Jerez.

Dos años más tarde actúa durante tres meses en el madrileño Teatro Calderón con Manolo Escobar en un espectáculo que después gira por toda España. Después se enrola en la compañía de Juanito Valderrama y ya empieza a ser reconocido como uno de los guitarristas jóvenes más prometedores de su época. Su virtuosismo con las seis cuerdas le lleva en 1976, cuando tenía 19 años, a iniciarse como solista con el nombre artístico de ‘Montoya’ y grabar el álbum instrumental ‘Sabor de una guitarra’, que contiene su primer éxito titulado ‘Alborotao’, un logrado remake de las célebres bulerías de Utrera.

En los años siguientes, Juan Carlos se afianza como guitarrista flamenco acompañando durante largas temporadas en tablaos, teatros y salas de fiesta a artistas de la talla de sus tíos Pepa de Utrera y Enrique Montoya, al rey de la rumba ‘Bambino’, a sus tías segundas Fernanda y Bernarda… y a otras figuras del cante y la canción española.

Es a partir de 1983 cuando Luis, que también dio sus primeros acordes desde niño, saca su vena artística con la sonanta y se une a los ensayos de su hermano mayor en el piso de la barriada de La Paz, bajo la siempre atenta supervisión de su padre. En sus entrenamientos, los dos guitarristas también cantan y animan a Joaquín a incorporarse a la causa haciendo ritmo con cualquier utensilio de cocina que sonara. Al ver día a día la evolución musical de sus hijos, y el talento en ciernes, Juan Montoya les propone formar un grupo y les bautiza con el exigente nombre artístico de ‘Arte y Compás’.



Tras algunas apariciones en fiestas familiares y eventos locales, su tía Pepa de Utrera se los lleva a una fiesta de la Candelaria en el Rocío en la casa que su amigo y relaciones públicas Pepe Luis Gutiérrez comparte con destacadas personalidades de Sevilla y Madrid, entre ellas, el aristócrata y empresario Oscar Alvarez-Ossorio, propietario de la famosa discoteca y sala de fiestas madrileña ‘Vanity’, que por aquel entonces era el epicentro del boom de las sevillanas y el rumbeo en la capital de España, quien al presenciar la actuación del trío utrerano les ofrece su primer contrato.

A éste seguirían otros de varias temporadas en la mítica sala ‘El Portón’, que durante los ochenta y los noventa fue la cita obligada de la auténtica beautiful people española. Personalidades del mundo de la economía, la política, la cultura, el periodismo, el deporte y los toros bailaron con más o menos destreza las rumbas y sevillanas de Arte y Compás, que compartía elenco con Los Morancos, Los Marismeños o Los del Río. Allí eran habituales Lucio, los Lapique, Ramón Mendoza, Enrique Sarasola, Javier de la Rosa, Manuel Prado y Colón de Carvajal, Juan Abelló, Alberto Cortina y Alberto Alcocer, Jesús Polanco, Tita Cervera, el barón Thyssen, Philippe Junot, Alicia Koplowitz, las Infantas Elena y Cristina…

Así nace el idilio de Arte y Compás con la jet-set española, pero es en las fiestas privadas donde alcanza su mayor dimensión. En este aspecto, destacan en la trayectoria del grupo dos personajes: Plácido Arango y Mario Conde. Al empresario y mecenas hispano-mexicano Plácido Arango y a su mujer Cristina Macaya les apasionaba organizar fiestas a sus amigos, tanto en Madrid como en su masía ‘Es Canyars’, en la Sierra Tramontana de Mallorca, y Arte y Compás estaban en la nómina de sus artistas preferidos, llegando a ser requeridos por ellos varias veces al mes durante muchos años.

También han participado en muchas de las fiestas y cacerías ofrecidas por Mario Conde tanto en su finca ‘Los Carrizos’ en la Sierra Norte sevillana como en ‘Los Salcedos’, entre Ciudad Real y Toledo. En estos lujosos y selectivos eventos los artistas utreranos han tenido la oportunidad de actuar para aristócratas, políticos, artistas, empresarios y socialites influyentes, como el Rey Felipe VI, Carolina de Mónaco, los actores Michael Douglas y Catherine Zeta-Jones, Felipe González, los diseñadores Valentino, Oscar de la Renta, Karl Lagerfeld e Issay Miyake, Marta Chávarri, Borja de Prado, Isabel Preysler o Carmen Martinez-Bordiú.

Una de sus comparecencias más mediáticas fue precisamente en la boda de Luis Alfonso de Borbón celebrada el 2004 en Santo Domingo, en República Dominicana, actuando en la fiesta posterior a la misma que fue amenizada por las actuaciones de Juan Luis Guerra, David Bisbal, los del Río y otros artistas nacionales y extranjeros, entre los que se encontraban Arte y Compás.

A lo largo de su dilatada carrera, el grupo ha publicado cinco álbumes discográficos: ‘Arte y Compás’ (1990), ‘Mujer de Sueño’ (1992), ‘Amor de Fuego’ (1994), ‘Bambú’ (1996) y ‘Ponle Son’ (1997). Han cosechado resonados éxitos con temas propios que son clásicos en su repertorio, como ‘La Tostaita’, ‘El Vapor’, ‘Una Canción de Amor’ o ‘Gitana de Piel Morena’. También han versionado con gran acierto otros temas como ‘El Invento’, ‘Procuro olvidarte’, ‘Lia’, ‘Perdóneme señora’, ‘Devórame otra vez’ o ‘Burbujas de Amor’.



En sus discos han contado con productores como Gonzalo García-Pelayo, José Manuel Soto, César Cadaval, Rafa Almarcha, Luis Moreno ‘Pibe’ y Oscar Gómez. Con su canción ‘La Tostaita’ alcanzaron en los años 90 los primeros puestos de las listas de éxitos, siendo la misma un hit en Hispanoamérica con la versión salsera que hizo de ella el cantautor argentino-venezolano Ricardo Montaner, Premio Grammy Latino a la excelencia musical en 2016.

Arte y Compás ha moldeado un estilo propio en el que destaca su personal forma de interpretar la rumba y la balada flamenca, géneros en las que son un referente para los músicos e intérpretes de las nuevas generaciones, con temas de creación propia que han alcanzado altas cotas de popularidad y se han convertido en auténticos clásicos de la canción aflamencada.

El territorio musical que han dominado, la rumba elegante, la rumba ‘fina’, como ellos la denominan, también se extiende a las sevillanas e, incluso, a las bulerías, impregnando de sus raíces gitanas otros estilos como la canción melódica.

Han creado escuela y son imitados por la mayoría de los solistas y grupos que se inician en la música con aires aflamencados, siendo uno de los grupos más versionados en la multitud de fiestas y ferias que cada verano animan la geografía andaluza.

Son voces genéticamente conjuntadas, voces con pellizco, rumbas de etiqueta y sonsonete, baladas de roneo y luna. A tres voces. ¡Arte y Compás! ¡Los Niños de Utrera! Feliz 40º aniversario.
 
Fuente: UTRERAWeb
Noticia anterior
04/09/2023

Utrera acogerá las novilladas el XXIV Encuentro Andaluz de Escuelas Taurinas


Los próximos días 8, 9, 10, y 17 de septiembre, tendrá lugar en plaza de toros de ‘La Mulata’ de Utrera, el encuentro anual que cada año mantienen todas las Escuelas Taurinas de Andalucía y que en esta ocasión alcanza la XXIV Edición. Utrera acogerá las novilladas el XXIV Encuentro Andaluz de Escuelas Taurinas
NAUTALIS RESOURCES NAUTALIS RESOURCES NAUTALIS RESOURCES NAUTALIS RESOURCES NAUTALIS RESOURCES
Web móvil en
Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario y los servicios ofrecidos. Al continuar con la navegación consideramos que acepta su uso detallado en el Aviso Legal y en la Política de Protección de datos.
Entendido